El tiempo de instalación de un sistema Solar desde el recibo a satisfacción del anticipo hasta la legalización total del proyecto ante el operador de red (electrificadora) es de aproximadamente seis meses, este tiempo incluye: diseños, compras y adquisiciones de equipos, construcción de estructuras e instalación de materiales eléctricos y paneles, certificación RETIE, legalización y puesta en marcha del sistema solar. 

La energía solar es la fuente de energía renovable que más ventajas puede ofrecer. Es inagotable, no contamina, es posible instalar los sistemas en residencias, comercios, industrias y lugares aislados y contribuye al desarrollo sostenible de la región e inclusive favorece al empleo local. 

Si el sistema está conectado a la red (ONGRID) y hay un corte de energía, este dejará de funcionar debido a que los inversores se configuran con respecto a las características de la red, por lo que si no hay energía en la red, el sistema no puede operar. 

No, las instalaciones solares realizadas por SUNNY APP son hechas por profesionales capacitados en el área. Lo que asegura que no habrá daños o goteras en la edificación luego de efectuar la instalación del sistema.

Sí, seguirá produciendo energía pero no con el mismo rendimiento que el de un día soleado. 

Un sistema solar requiere de mantenimientos especializados que realizará SUNNY APP durante la vida útil del mismo. Se recomienda realizar anualmente dos inspecciones en donde incluya la limpieza de los paneles y revisión de las conexiones en el interior de los tableros, los inversores y el cableado, esto para comprobar el correcto funcionamiento de los componentes del sistema.

Sí, es posible almacenar energía generada por el sistema solar utilizando baterías. La energía acumulada se puede usar en la noche o cuando hayan cortes de energía. Este tipo de sistemas son usados generalmente en instalaciones aisladas (Sistemas OFFGRID). 

Las sombras son uno de los mayores enemigos que pueden existir para un sistema solar fotovoltaico. Cuando un panel solar se encuentra total o parcialmente sombreado, reduce drásticamente su producción de electricidad. Además, esto también afectará al resto de paneles que se encuentren conectados al que esté sombreado, y posiblemente originen puntos calientes que deterioren físicamente al panel. 

Si el sistema solar fotovoltaico está conectado a la red, la energía generada durante el día que no es consumida puede ser entregada a la operadora de red como excedentes de energía. Si el sistema solar fotovoltaico no está conectado a la red, podrá ser almacenada en baterías.

Sí, esta es una de las muchas ventajas de los sistemas Solares Fotovoltaicos, su diseño flexible permite incorporar más capacidad de generación modificando el tamaño de la instalación aumentando la cantidad de paneles y/o inversores del sistema. 

Es posible llegar a ahorrar hasta el 90% en el recibo de energía eléctrica.

No hay ningún riesgo. No hay diferencia entre la energía recibida por la electrificadora a la de los paneles.